Análisis profesionales
Propiedad
Comisiones de afiliados
Pautas de nuestros análisis

Análisis del control parental Bark en 2022: ¿vale su precio?

J. Sweeney
J. Sweeney
Publicado el: 9 de septiembre de 2022

Análisis de Bark: Resumen rápido de experto

Bark es diferente a la mayoría de las aplicaciones de control parental porque anima a los padres a hablar con sus hijos sobre cómo mantenerse seguros en Internet y se basa más en la confianza que en el espionaje. El software monitoriza el dispositivo de un niño y alerta a los padres de una amplia variedad de problemas potenciales, PERO no permite a los padres rastrear activamente la actividad en Internet de sus hijos. Esto puede ser ideal para padres con adolescentes o niños que tengan una comprensión básica de la seguridad en Internet. Sin embargo y, dando mi opinión como padre de niños más pequeños, estaría bien que Bark funcionase más como otros productos del mercado y les diera a los padres la opción de saber exactamente lo que sus hijos están haciendo en Internet.

Bark monitoriza textos, fotos y vídeos en el dispositivo de tu hijo, y destaca entre otros productos porque te permite supervisar más de 30 plataformas y aplicaciones de redes sociales a nivel de cuenta. Solo tienes que conectar las cuentas de redes sociales de tu hijo con Bark, y recibirás alertas cuando la aplicación detecte algo peligroso o problemático. Bark también ofrece aplicaciones fáciles de usar, un excelente servicio de asistencia al cliente y te permite conectar todos los dispositivos que quieras, que no es algo que ofrezcan muchas aplicaciones de control parental.

Sin embargo, Bark tiene algunas desventajas en comparación con otros productos del mercado: solo te permite ver la actividad que desencadena una alerta, no supervisa cuánto tiempo los niños usan ciertas aplicaciones (por lo que no puedes establecer límites de tiempo en aplicaciones concretas), no te permite ver la ubicación del dispositivo de tu hijo sin solicitar un aviso de ubicación, es bastante fácil deshabilitar o encontrar alternativas a sus funciones, y solo está disponible en EE. UU., Australia, Guam y Sudáfrica.

Bark ofrece planes mensuales y anuales con un precio de a partir de 5,00 US$ / mes. Todos los planes cuentan con una prueba gratis de 7 días, pero Bark no ofrece una garantía de reembolso.

🏅 Clasificación general Ranked 5 from 12 parental controls
🖥️ Filtrado de webs y aplicaciones ✅ (también en español)
⏲️ Límites de tiempo
📍 Seguimiento de la ubicación
💸 Precio inicial 5,00 US$ / mes
📱 Cantidad de dispositivos Infinitos
🎁 Plan gratuito
💰 Garantía de reembolso

Descarga Bark ahora (7 días sin riesgos)

Análisis completo de Bark

Análisis completo de Bark

He pasado semanas investigando y probando Bark para ver cómo es en comparación con las mejores aplicaciones de control parental del mercado en 2022. La instalé en el teléfono de mi hijo para obtener resultados de pruebas «reales», así como en mi dispositivo Android para hacer pruebas más sensibles que no quería hacer en el dispositivo de mi hijo.

Bark cuenta con funciones de control parental como filtrado de webs y aplicaciones, programación de horarios, seguimiento de ubicación e informes de actividad; no obstante, como Bark fomenta la confianza, algunas de estas herramientas no son tan funcionales como las de productos como Qustodio o Norton Family. Asimismo, Bark ofrece tecnología avanzada para supervisar más de 30 plataformas de redes sociales a nivel de cuenta y alertar a los padres sobre una amplia variedad de comportamientos preocupantes.

Bark ofrece aplicaciones nativas fáciles de usar para Android, iOS, Windows, macOS, Amazon Fire y Chromebook, y tiene extensiones de navegador para Chrome y Microsoft Edge.

Bark - 42% de descuento
Puedes ahorrar 42% si actúas ya.

Funciones de Bark

Bark ofrece las siguientes funciones de control parental estándares en el mercado:

  • Filtro de webs y aplicaciones: te permite impedirles a tus hijos que accedan a ciertas webs o usen ciertas aplicaciones.
  • Programación de horarios: te permite permitir o no permitir ciertas aplicaciones en diferentes momentos del día, como durante el horario escolar o a la hora de acostarse.
  • Seguimiento de la ubicación: te permite saber dónde se encuentra el dispositivo de tu hijo. Bark solo te permite hacerlo enviando una solicitud que requiere la cooperación de tu hijo. Otros productos, como Qustodio y Net Nanny, te permiten ver la ubicación de tu hijo en cualquier momento.
  • Informes de actividad: Bark te brinda información general sobre la actividad de tu hijo a lo largo del tiempo. Proporciona mucha información, como los mejores contactos, aplicaciones instaladas recientemente e información vaga sobre el estado de ánimo general de sus conversaciones (si tiene conversaciones más positivas o negativas).

Monitorización de contenido

Funciones de Bark

Bark monitoriza mensajes de texto, correos electrónicos, fotos, vídeos y más de 30 plataformas y aplicaciones de redes sociales. En lugar de usar una lista de palabras clave para filtrar el contenido, Bark utiliza algoritmos de aprendizaje automático para buscar más de 15 categorías de problemas potenciales, como ansiedad, intimidación, armas, drogas y mucho más.

La aplicación Bark for Kids monitoriza automáticamente los navegadores Chrome y Edge, así como una serie de aplicaciones de redes sociales como TikTok, Kik, Skype, Discord e incluso Snapchat. También puedes supervisar aplicaciones adicionales o plataformas de redes sociales iniciando sesión en la cuenta de tu hijo desde el panel de control para padres o permitiendo que tu hijo inicie sesión desde su propio dispositivo. Así podrás supervisar su cuenta conservando la confianza de no exigirles que te den su contraseña para ver todo lo que hacen.

Un aspecto importante que se debe tener en cuenta es que Bark solo te muestra mensajes de texto u otro contenido cuando se detecta un problema potencial. Bark no te permitirá ver todas las comunicaciones de tu hijo en tiempo real. Aunque puede ser útil si quieres darle a tu hijo la mayor privacidad posible mientras te cercioras de que esté seguro, los productos como Qustodio y mSpy te permitirán ver todos los mensajes de texto de tu hijo en cualquier momento.

Bark puede detectar:
Ansiedad
Imagen corporal/alimentación
Bullying
Cambio en la actividad de la cuenta
Organizaciones peligrosas
Depresión
Drogas/alcohol
Lenguaje de odio
Comportamiento/contenido Inapropiado
Contenido médicamente preocupante
Contenido soez
Perfil público
Uso arriesgado de webs/aplicaciones
Autolesión o contenido suicida
Contenido sexual
Violencia
Armas

Me gusta que Bark sea capaz de detectar si tu hijo cambia de cuenta o usa una alternativa. Esto ayuda a evitar que tu hijo cree un perfil secreto para eludir la supervisión de Bark. Además, me parece que es genial que cualquier aplicación o plataforma que estés supervisando a nivel de cuenta pueda ser supervisada independientemente del dispositivo que esté usando tu hijo (siempre y cuando todavía esté usando su propia cuenta). Por último, si tu hijo comienza a usar una aplicación que Bark puede supervisar pero aún no está haciéndolo, te enviará una alerta y te permitirá conectar la cuenta (o permitir que tu hijo la conecte) para habilitar la monitorización.

Funciones de Bark

Bark te permite ajustar la sensibilidad de su algoritmo de monitorización permitiéndote activar o desactivar las alertas para cada categoría de problemas potenciales y para cada niño. Por tanto, eso te permite darles indulgencia a los niños mayores o más maduros para que naveguen libremente (como cuando busquen cierto contenido en Internet) sin recibir alertas mientras sigues asegurándote de que la aplicación te notifique cuando el niño más pequeño se encuentre con un problema potencial.

Funciones de Bark

Para probar cómo de sensible era el sistema de alertas, no cambié nada de la configuración y permití que Bark me avisara de todos los problemas potenciales, y funcionó muy bien. Recibía alertas cada vez que aparecía una palabrota en la pantalla mientras navegaba por Internet, y también me alertaban cada vez que un anuncio de una web estaba relacionado con cualquier problema potencial, como referencias de alcohol o juegos de azar (por ello, recibí decenas de alertas que tuve que ordenar y marcar como revisadas). En este nivel de sensibilidad más alto, Bark me dio algunas alertas de falsos positivos. De hecho, recibí incluso una alerta sobre violencia por un correo electrónico que recibí que versaba sobre donar dinero a una organización benéfica para víctimas de la guerra.

También probé la monitorización de mensajes de texto de Bark haciendo que un miembro de la familia me enviara un mensaje amenazante. Bark me envió una alerta 20 minutos después incluyendo el texto del mensaje correspondiente.

Funciones de Bark

Durante mis pruebas, Bark pudo detectar y alertarme de fotos y vídeos preocupantes: tomé una foto de uno de mis cuchillos de cocina, y Bark envió una alerta sobre violencia y me mostró la foto. También tenía un video de 15 segundos de un ratón atrapado debajo de un mueble en mi teléfono y Bark envió una alerta sobre acoso escolar. Diría que es un falso positivo porque no estoy seguro de qué tiene que ver un ratón atrapado con el acoso escolar, pero está bien saber que el aprendizaje automático de Bark es capaz de supervisar los vídeos que mi hijo pueda grabar con su teléfono y avisarme si cree que algo va mal. Por añadidura, Bark detectó fotos y vídeos que se descargaron de Internet, y envió una alerta a mi panel cuando descargué una imagen de un arma.

Bark puede supervisar aplicaciones que otros servicios de control parental no pueden, como Spotify, lo que lo hace perfecto para los padres que deseen verificar el tipo de música que escuchan sus hijos. Conecté mi cuenta personal de Spotify para tener una idea de los tipos de alertas que saldrían y me quedé boquiabierto: además de alertarme de las canciones que contenían lenguaje soez o referencias a temas maduros, también buscó la letra completa de la canción en Internet y me dirigió a Spotify para que pudiera escucharla yo mismo.

Funciones de Bark

Aunque Bark puede analizar mensajes de texto, fotos y vídeos en cualquier momento en dispositivos Android, no puede hacer lo mismo en dispositivos iOS. Solo puede monitorizar estos archivos escaneando manualmente el dispositivo cada vez que está conectado a la misma red que un dispositivo de sobremesa que tenga la aplicación Bark for Parents instalada y en funcionamiento. Por tanto, eso significa que solo podrás supervisar mensajes de texto, fotos y vídeos en iOS mientras tus hijos estén en casa, donde la aplicación de ordenador pueda escanear su dispositivo, lo que resulta muy poco práctico.

Otra desventaja importante que descubrí al probar la aplicación es que pude evitar que Bark supervisara la actividad de mi navegador descargando el navegador Brave. Bark nunca me avisó de que Brave había sido instalado, y pude navegar libremente por Internet sin activar ninguna alerta en el panel de control para padres.

En general, la función de monitorización de contenido de Bark es bastante buena: puede supervisar la actividad en más de 30 aplicaciones y plataformas de redes sociales buscando más de 15 problemas potenciales, como ansiedad, drogas, violencia y mucho más. Es capaz de monitorizar estas plataformas a nivel de cuenta, por lo que la actividad se monitorizará independientemente del dispositivo que esté usando tu hijo. También se encarga de supervisar los fotos y vídeos tomados o descargados en el dispositivo de tu hijo. No obstante, es posible eludir la supervisión de la actividad de Bark utilizando un navegador que la aplicación no pueda detectar.

Descarga Bark ahora

Filtrado de webs y aplicaciones

Funciones de Bark

La función de filtrado de webs y aplicaciones de Bark puede bloquear el acceso a Internet a determinadas webs y aplicaciones: utiliza una red privada virtual (VPN) para redirigir toda la actividad de Internet en el tráfico de tu hijo a través de un servidor cifrado, lo que permite acceder a Internet a determinadas webs y aplicaciones mientras bloquea otras.

Puedes determinar qué aplicaciones están permitidas por defecto, o crear 3 conjuntos de reglas alternativas (tiempo libre, horario escolar y hora de acostarse) y aplicar automáticamente diferentes conjuntos de reglas durante diferentes momentos del día, cambiar de forma manual a tu hijo a reglas distintas o pausar totalmente Internet en su dispositivo en cualquier momento. Cambiar qué aplicaciones están permitidas es muy fácil, y solo tienes que activar o desactivar cada aplicación y web.

Bark te permite bloquear o permitir el acceso a Internet a una amplia gama de webs y aplicaciones, como redes sociales, servicios de streaming y juegos. También puede exigir que se habilite la búsqueda segura cuando se usan motores de búsqueda como Google, Duck Go y Bing, y puede requerir que se active el modo restringido cuando se usa YouTube.

Bark puede bloquear:
YouTube
Instagram
TikTok
Netflix
Twitter
Discord
Reddit
WhatsApp
Telegram
Snapchat

Asimismo, Bark te permite crear listas de excepciones personalizadas para permitir el acceso a aplicaciones o webs que sean bloqueadas por la VPN, o bloquear cierto contenido si el algoritmo de Bark no lo está detectando. Eso también es muy fácil, y solo tienes que agregar URL a tus listas de excepciones/exclusiones.

Funciones de Bark

Durante mis pruebas, Bark hizo un trabajo excelente: después de instalar la aplicación Bark Kids en mi propio teléfono Android, traté de visitar más de 10 webs de pornografía y casinos online. Bark bloqueó todas y cada una de ellas y envió alertas a mi panel de control avisando de que uno de mis «hijos» había intentado visitar este tipo de webs. Por desgracia, cuando Bark te alerta sobre una web bloqueada, no te da la opción de incluirla inmediatamente en la lista de excepciones desde la página de alertas. En cambio, deberás ir de forma manual a la configuración de la aplicación y agregar la URL a la lista de webs permitidas.

Un inconveniente importante del filtrado de webs y aplicaciones de Bark es que su VPN es increíblemente fácil de deshabilitar: pude apagar fácilmente la VPN en el dispositivo Android de mi hijo con solo 4-5 toques rápidos. Si tu hijo sabe leer o sabe cómo usar su teléfono, podrá eludir fácilmente el bloqueo de aplicaciones y webs de Bark. Me comuniqué con el servicio de asistencia al cliente para explicarles este problema y me dijeron que no podía hacer nada porque los fabricantes de teléfonos evitan que la configuración de la VPN esté bloqueada. A pesar de ello, tanto Qustodio y Net Nanny pueden evitar que tu hijo acceda al menú de configuración en Android.

Otra gran desventaja de Bark es que no puede bloquear aplicaciones sin conexión. Las funciones de filtrado de aplicaciones ofrecidas por Qustodio y Net Nanny te permiten bloquear totalmente las aplicaciones colocando una superposición en la pantalla cuando se accede a ella. Bark solo puede bloquear el acceso a Internet a las aplicaciones móviles, por lo que no puede bloquear aplicaciones sin conexión, como juegos, reproductores de vídeo o la aplicación de la cámara del teléfono.

En general, el filtrado de webs y aplicaciones de Bark funciona bien, pero no es tan bueno como las versiones de los principales productos del mercado: puede bloquear el acceso del dispositivo de tu hijo a ciertas webs según la categoría o agregándolos de forma manual a una lista, así como impedir el acceso a Internet a más de 30 aplicaciones móviles. No obstante, Qustodio y Net Nanny son capaces de bloquear el acceso a muchas más aplicaciones que funcionan con conexión a Internet o sin ella, y son mucho más difíciles de deshabilitar que Bark.

Descarga Bark ahora

Gestión del tiempo de uso de los dispositivos

Funciones de Bark

La gestión del tiempo de uso de los dispositivos de Bark funciona aplicando diferentes reglas de filtrado web y de aplicaciones a diferentes momentos del día. De esta forma, puedes determinar a qué aplicaciones y webs se le debe permitir el acceso a tu hijo durante el horario escolar, a la hora de acostarse o durante su tiempo libre. También puedes crear diferentes horarios para cada día, lo que te permite restringir el acceso a ciertas aplicaciones durante el horario escolar y dar más tiempo libre los fines de semana.

Aunque aplicar las reglas de filtrado cuidadosamente puede evitar, por ejemplo, que tu hijo vea contenido en YouTube o Netflix después de acostarse, Bark no te permite establecer límites de tiempo estrictos para aplicaciones específicas (como solo permitir 2 horas de YouTube al día). Algunos de los productos más prestigiosos del mercado, como Qustodio, te permiten imponer límites de tiempo estrictos que permitan a tu hijo usar una determinada aplicación solo durante una cantidad establecida de tiempo al día.

Funciones de Bark

Por otro lado, Bark también te permite cambiar el conjunto de reglas en el que tu hijo se encuentra actualmente en cualquier momento, o deshabilitar Internet por completo hasta el momento específico que elijas. Esta función fue útil cuando mis hijos se portaban mal: con solo 3 o 4 toques en mi teléfono, pude deshabilitar Internet en sus dispositivos durante un par de horas, evitando que vieran YouTube o jugaran a sus juegos online favoritos. Cabe destacar, sin embargo, que Bark solo puede deshabilitar Internet y no puede controlar directamente las aplicaciones, por lo que cualquier juego o aplicación que no utilice la conexión a Internet no se verá afectada por estas reglas.

En general, la gestión del tiempo de uso de los dispositivos de Bark está bien, pero podría mejorarse: te permite crear 3 listas diferentes de webs y aplicaciones permitidas o bloqueadas y elegir a qué horas se aplica cada conjunto de reglas. No obstante, Bark no realiza un seguimiento de cuánto tiempo tu hijo ha estado utilizando cada aplicación o incluso su dispositivo, por lo que no puedes establecer límites de tiempo estrictos con Bark, a diferencia de Qustodio y Net Nanny.

Descarga Bark ahora

Seguimiento de la ubicación

Funciones de Bark

Debido a que Bark fomenta la confianza entre los niños y los padres, si deseas ver la ubicación actual de tu hijo, la única forma de hacerlo es solicitando un aviso de ubicación. Cuando lo hagas, se enviará una notificación al dispositivo de tu hijo, que luego puede abrir la aplicación y pulsar el botón de aviso de ubicación. A continuación, recibirás una alerta en tu panel de control que te dará una dirección física y una hora. Aunque esta función puede estar genial para los padres de niños mayores, si tu hijo no responde o pierde su teléfono, Bark no te servirá para localizar el dispositivo.

Durante mis pruebas, el seguimiento de la ubicación de Bark funcionó tal y como esperaba, pero no es tan funcional como las herramientas de otros productos: Qustodio y Net Nanny te permiten ver al instante la ubicación del dispositivo de tu hijo en cualquier momento (en un mapa) sin solicitarles nada.

Por desgracia, Bark no cuenta con una función de geovallado que te permita delimitar una zona el mapa, pero sí te permite crear una lista de direcciones y recibir una alerta cuando tu hijo se vaya o llegue a cualquiera de ellas. Para probar esta función, añadí la dirección de mi casa, y Bark siempre me enviaba una alerta en 5-10 minutos cada vez que salía de casa o volvía.

Por otro lado, no me gusta que el seguimiento de la ubicación y las alertas de Bark solo te den información en forma de texto. Cuando tu hijo te lo envíe, obtendrás una dirección física; no obstante, a menos que reconozcas esa dirección, seguirás teniendo que usar Google Maps u otra aplicación de GPS para verla en un mapa.

En general, el seguimiento de la ubicación de Bark no es muy bueno, ya que no te permite ver la ubicación en tiempo real de tu hijo sin antes solicitárselo. Te permite recibir alertas cuando tu hijo llega o sale de una dirección determinada, pero su geovallado y seguimiento de la ubicación no están a la altura de otras aplicaciones de control parental como Qustodio y Net Nanny.

Descarga Bark ahora

Informes de actividad

Funciones de Bark

Bark envía informes de actividad semanales a tu correo electrónico, pero no son nada precisos. La aplicación te brinda información general sobre qué aplicaciones está usando más tu hijo y los tipos de actividades que se bloquearon o permitieron.

En realidad, estos informes no son útiles: el panel de control para padres te dará mucha más información sobre la actividad de tu hijo, pero ni siquiera allí encontrarás tantos datos como en los paneles de Qustodio y Net Nanny. Por lo general, Bark no comparte datos sobre la actividad de tu hijo a menos que se active una alerta, y no te permite ver el historial de navegación o el uso completo de las aplicaciones de tu hijo.

En general, los informes semanales de actividad de Bark no son útiles: te brindan información general sobre cómo tu hijo está usando su dispositivo, pero la aplicación no permite ver el navegador o el historial de aplicaciones de tu hijo.

Descarga Bark ahora

Planes y precios de Bark

Con un precio inicial de 5,00 US$ / mes, Bark ofrece 2 planes para familias, Bark Jr. y Bark Premium, así como un dispositivo físico de monitorización Wi-Fi por una tarifa única de 79,00 US$. La única diferencia entre Bark Jr. y Bark Premium es que Bark Jr. no incluye la función de supervisión de contenido que hace que Bark destaque entre otros productos. Bark Jr. ofrece el filtrado de webs y aplicaciones, la gestión del tiempo de uso de los dispositivos y el seguimiento de la ubicación, pero es mucho más barato que Bark Premium.

Ambos planes permiten conectar todos los dispositivos que quieras a la vez, cosa que es muy poco común en aplicaciones de control parental y hace que Bark sea perfecto para familias numerosas con muchos dispositivos que supervisar. Tanto Kaspersky Safe Kids como Google Family Link permiten conectar infinitos dispositivos a la vez, pero sigo pensando que Bark Premium ofrece una mejor relación calidad-precio que ambos por su potente herramienta de supervisión de contenido.

Bark Home es un dispositivo físico que se conecta a tu rúter para monitorizar contenido, gestionar el tiempo de uso de los dispositivos, filtrar webs y aplicaciones o incluso desactivar Internet en cualquier dispositivo de tu red doméstica. También filtra webs y aplicaciones y te alerta de cualquier intento de ver contenido sensible en dispositivos no compatibles con las aplicaciones de Bark, como consolas de juegos y Smart TVs. Bark Home no podrá monitorizar dispositivos ni alertarte cuando tus hijos salgan de casa, pero podría ser una excelente manera de permitir que los padres establezcan permisos para diferentes momentos del día (incluyendo las reglas sobre qué aplicaciones están permitidas a la hora de acostarse) sin tener que agregar otra suscripción recurrente.

En general, los planes de Bark tienen un precio competitivo y ofrecen una excelente relación calidad-precio: ofrece planes mensuales y anuales para familias que cuestan a partir de 5,00 US$ / mes, así como un dispositivo físico para gestionar dispositivos en casa por una tarifa única. Todos los planes de pago de Bark ofrecen una prueba gratis de 7 días, pero no incluyen una garantía de reembolso.

Descarga Bark ahora

Instalación y configuración de Bark

Bark ofrece tres aplicaciones separadas: la aplicación principal Bark Parent para Android e iOS es un panel de control para padres, mientras que la aplicación Bark for Kids monitoriza el dispositivo de tu hijo y está disponible para Android, iOS y Chromebooks (Chrome OS). La aplicación para ordenador de Bark solo es útil para configurar la aplicación Bark for Kids en iOS.

Instalar la aplicación principal de Bark y la aplicación Bark for Kids para Android e iOS solo lleva un par de minutos. Luego deberás pasar algo de tiempo conectando todas las cuentas de tu hijo para que Bark pueda supervisar la actividad. Esto significa que la configuración puede llevarte entre 5 minutos y una hora, dependiendo de cuántas cuentas desees monitorizar.

El primer paso para configurar Bark es crear una cuenta infantil.

Instalación y configuración de Bark

Una vez que introduzcas el nombre y el cumpleaños de tu hijo, se te pedirá que selecciones los dispositivos y aplicaciones que use. Después de eso, Bark te guiará a través de la instalación de la aplicación Bark for Kids.

Instalación y configuración de Bark

La aplicación Bark for Kids para Android no está en la tienda Google Play, por lo que deberás descargarla manualmente desde la web de Bark e instalarla en su dispositivo. Bark te guía a través de todo el proceso con instrucciones paso a paso.

Instalación y configuración de Bark

Configurar la aplicación Bark for Kids en un dispositivo iOS no es tan sencillo, y requiere que tengas un dispositivo de sobremesa con la aplicación de ordenador de Bark instalada. Como Apple no permite que las aplicaciones escaneen datos internos como textos y fotos, Bark tiene que escanear el dispositivo de forma manual. Deberás conectar el iPhone o iPad de tu hijo al dispositivo de sobremesa para configurar la supervisión. No pude probarlo porque mis hijos y yo usamos dispositivos Android, pero Bark proporciona instrucciones paso a paso para este proceso al igual que para Android, y tienes incluso vídeos de guía para ayudarte si tienes problemas. Solo tendrás que conectar físicamente el dispositivo iOS una vez para la configuración inicial, y después la aplicación de Bark de ordenador podrá analizar textos, fotos y vídeos en el dispositivo iOS cada vez que ambos estén conectados a la misma red.

Una vez que tengas la aplicación Bark for Kids instalada en el dispositivo de tu hijo y esté en funcionamiento, comenzará a supervisar automáticamente los mensajes de texto, fotos y vídeos. Para supervisar correos electrónicos, redes sociales y otras aplicaciones, deberás iniciar sesión en la cuenta de tu hijo en cada plataforma o aplicación que desees monitorizar. Solo tardarás 1 o 2 minutos en configurar cada una, y Bark te brinda la opción de iniciar sesión tú mismo o permitir que tu hijo inicie sesión con su dispositivo.

Instalación y configuración de Bark

Cabe destacar que cualquier cuenta que conectes a Bark será monitorizada independientemente del dispositivo que tu hijo esté usando, y puedes usar Bark para supervisar la actividad en cualquiera de estas cuentas sin instalar la aplicación Bark for Kids en el dispositivo de tu hijo (aunque el resto de las herramientas de Bark, como la monitorización de textos, fotos y vídeos, el seguimiento de ubicación y el filtrado de webs y aplicaciones no funcionarán si no tiene la aplicación instalada).

En general, Bark es muy fácil de instalar y configurar: instalar la aplicación solo lleva 1 o 2 minutos, pero el tiempo de configuración puede variar según la cantidad de cuentas de tu hijo que desees conectar y monitorizar. Los dispositivos iOS requieren tener un dispositivo de sobremesa para instalar Bark, pero el proceso de configuración solo lleva 2 o 3 minutos.

Descarga Bark ahora

Facilidad de uso de Bark

Todas las aplicaciones de Bark son intuitivas y fáciles de usar, pero no todas funcionan de la misma manera. Nunca tuve ningún fallo o error durante mis pruebas, pero debes tener en cuenta que la aplicación Bark for Kids debe descargarse de la web oficial de Bark, no de la tienda de aplicaciones. Si ya estás utilizando una aplicación de control parental como Google Family Link, es posible que se bloquee la descarga del archivo APK (Android Package Kit) para impedirte instalar la aplicación.

Ordenador

Facilidad de uso de Bark

La aplicación de ordenador de Bark es necesaria para monitorizar textos, fotos y vídeos en dispositivos iOS (mediante Wi-Fi): esta aplicación es muy fácil de usar, pero principalmente porque no tiene la misma funcionalidad que la aplicación web y la aplicación para móviles. Aunque es bastante fácil acceder al panel de control desde un navegador web, sería más práctico tener una aplicación de ordenador totalmente funcional.

Tampoco me gusta que Bark no ofrezca una aplicación nativa para supervisar dispositivos Windows y macOS. Cualquier cosa que estés supervisando a nivel de cuenta (correos electrónicos, redes sociales, etc.) se supervisará independientemente del dispositivo que use tu hijo, pero deberás usar la extensión de navegador de Bark para Chrome y Edge para usar el filtrado web, y deberás comprar el dispositivo físico Bark Home para hacer que se cumpla el tiempo de uso de los dispositivos o deshabilitar ciertas aplicaciones en ordenadores. Sería una gran ventaja que Bark crease una aplicación para ordenadores que sea capaz de hacer cumplir las normas de filtrado y uso de tiempo de los dispositivos, al igual que Kaspersky Sake Kids.

Un aspecto importante que debes tener en cuenta si tu hijo usa dispositivos iOS es que Apple restringe la cantidad de información que se permite compartir entre aplicaciones en dispositivos iOS, por lo que la aplicación de ordenador de Bark tiene que analizar los textos, fotos y vídeos de tu hijo de forma manual y lo hará siempre que los dispositivos iOS y los de sobremesa estén conectados a la misma red (y eso después de una configuración inicial que requiere que conectes físicamente el dispositivo iOS a un ordenador que tenga la aplicación de Bark).

En general, la aplicación de ordenador de Bark no es útil a menos que desees supervisar dispositivos iOS. Es necesario tener un ordenador que tenga la aplicación de Bark para poder supervisar dispositivos iOS, pero no cuenta con una aplicación nativa para monitorizar dispositivos de sobremesa (excepto Chromebooks), ni una aplicación de ordenador para padres. Si bien es bastante fácil usar la aplicación web de Bark en ordenadores, sería una buena adición contar con una aplicación de ordenador para padres totalmente funcional.

Descarga Bark ahora

Móviles y tablets

Bark ofrece 2 aplicaciones para móviles disponibles para dispositivos Android e iOS, una para padres y la otra para el dispositivo del niño. Sin embargo, sería mejor todavía que Bark crease una sola aplicación que funcionase para ambos propósitos. Qustodio y Kaspersky Safe Kids tienen una sola aplicación y te permiten elegir si se está utilizando en el dispositivo de un padre o de un niño.

Facilidad de uso de Bark

A pesar de ello, la aplicación para padres de Bark es tu panel de control, que es totalmente funcional. Es muy intuitiva y te facilita gestionar los ajustes de la monitorización de contenido, el filtrado web y el tiempo de uso de los dispositivos, solicitar un aviso de ubicación, ver alertas y datos sobre la actividad de tu hijo y mucho más.

Facilidad de uso de Bark

Una vez esté instalada en el dispositivo de tu hijo, la aplicación para móviles Bark for Kids se encargará de toda la monitorización de dispositivo de tu hijo, pero solo la versión de Android puede analizar activamente textos, fotos y vídeos las 24 horas del día. Si tu hijo está usando un dispositivo iOS, Bark puede monitorizarlo a través de la red Wi-Fi utilizando la aplicación de ordenador de Bark.

Un inconveniente importante que descubrí de la aplicación Bark for Kids para Android es que es posible deshabilitar la VPN integrada que controla las funciones de filtrado web y gestión del tiempo de uso de los dispositivos. De hecho, es muy fácil hacerlo y, aunque Bark te avisa en caso de que suceda, estaría bien que Bark ofreciera una protección de eliminación de aplicaciones, al igual que Qustodio y Net Nanny.

Bark también proporciona una aplicación para monitorizar fotos y vídeos en Chromebooks que funciona de la misma manera que su aplicación para Android. Desafortunadamente, no pude probar la aplicación de Bark para Chromebook, pero la instalación y la configuración parecen seguir el mismo método que en Android, y Bark proporciona guías paso a paso para ayudarte a configurarlo todo y supervisar las fotos y vídeos guardados en el Chromebook de tu hijo.

En general, las aplicaciones para móviles de Bark son fáciles de usar, pero necesitan alguna mejora. Por ejemplo, sus aplicaciones de móvil para padres son totalmente funcionales e intuitivas, pero la aplicación para niños solo puede supervisar fotos y vídeos las 24 horas en dispositivos Android, y es muy fácil deshabilitar el filtrado web y la gestión del tiempo de uso de los dispositivos de Bark.

Descarga Bark ahora

Aplicación web

Facilidad de uso de Bark

La aplicación web de Bark es tu único acceso al panel de control en dispositivos de sobremesa. Me gusta mucho que Bark tenga una interfaz similar en todos los dispositivos. Todo está claramente etiquetado y ordenado, y Bark cuenta con descripciones para prácticamente todos los ajustes.

Aunque estaría bien que Bark crease una aplicación nativa para ordenadores, prefiero usar la aplicación web en lugar de la aplicación para móviles cuando estoy en casa por el simple hecho de que así dispongo de una pantalla más grande y todo está mejor espaciado. A veces, las alertas pueden contener mucha información, por lo que verlas en un smartphone puede significar que tendrás que desplazarte por la pantalla.

En general, me gusta mucho la aplicación web de Bark: es muy fácil usarla, así como navegar por ella y gestionar todos tus ajustes de control parental.

Descarga Bark ahora

Extensión de navegador

Facilidad de uso de Bark

Bark ofrece extensiones de navegador para Chrome y Edge. Mientras que conectar la cuenta de correo electrónico de tu hijo le permite a Bark monitorizar su navegador e historial de búsqueda, la extensión de navegador de Bark lo lleva un paso más allá y puede también supervisar el contenido cuando se utilice el modo incógnito. Si la extensión de navegador se elimina por cualquier motivo, Bark enviará una alerta a tu panel de control.

En general, las extensiones para navegador de Bark son buenas, pero sería una gran ventaja que estuvieran disponibles en más navegadores.

Descarga Bark ahora

Servicio de asistencia al cliente

Servicio de asistencia al cliente

En general, la asistencia al cliente de Bark es bastante buena, pero podría ser mejor: ofrece un sistema de tickets (en inglés y español), un chatbot magnífico, guías de vídeo y más de 100 artículos de preguntas frecuentes.

El servicio de asistencia por correo electrónico de Bark es excelente: envié solicitudes de asistencia por correo electrónico en diferentes momentos del día y siempre recibí una respuesta dentro de 1-3 horas. Me ayudó un agente distinto cada vez, pero siempre recibí una respuesta útil e informativa.

Servicio de asistencia al cliente

Bark cuenta con un chatbot que puede ayudarte a encontrar respuestas a muchas preguntas dándote respuestas automáticas escritas que están muy completas y te dirigen a artículos de preguntas frecuentes para obtener información adicional.

La pestaña «Descubrir» del panel de Bark (disponible en todas las plataformas) tiene un montón de información útil para los padres, como vídeos instructivos y educativos, publicaciones de blog seleccionadas recomendadas según la edad de tus hijos e incluso otra información interesante, como traducciones de jerga para ayudar a los padres a mantenerse al día con la lengua vernácula en constante evolución que hablan los niños que se han criado con Internet.

Sin embargo, lo que más me impresionó fue la página de preguntas frecuentes de Bark: en lugar de solo abordar algunos temas básicos con frases cortas como la mayoría del resto de empresas de tecnología, Bark responde a más de 100 preguntas con artículos exhaustivos. Algunos de estos artículos de preguntas frecuentes son incluso guías completas paso a paso para ayudar a los padres a empezar usar la aplicación, configurar la monitorización y otras herramientas, solucionar problemas y mucho más.

Asimismo, Bark también te permite programar una llamada individual con un agente de asistencia al cliente para ayudarte a instalar y configurar la aplicación: yo programé una llamada hablando con el chatbot y me llamaron unas horas más tarde. El agente de asistencia fue muy servicial y me explicó todo el proceso con bastante rapidez. Este tipo de cosas sería muy útil para los usuarios que sean menos expertos en tecnología, pero no me gusta que Bark insista en programar una llamada en lugar de ofrecer un servicio de asistencia por teléfono que permita a los usuarios llamar cuando necesiten ayuda.

En general, estoy contento con el servicio de asistencia al cliente: Bark logra ayudar a los padres a obtener respuestas por su cuenta con guías de video, artículos de preguntas frecuentes en profundidad, un chatbot y mucho más. Si sigues necesitando ayuda, el servicio de asistencia por correo electrónico de Bark te proporcionará respuestas informativas. Sin embargo, por muy buena que sea la asistencia al cliente de Bark, estaría bien poder chatear con un agente de asistencia en directo o llamar a una línea de asistencia telefónica sin tener que programarla con antelación.

Descarga Bark ahora

¿Es Bark buena y vale su precio en 2022?

Bark ofrece funciones de control parental estándares en el mercado, aplicaciones fáciles de usar, un buen servicio al cliente y te permite conectar todos los dispositivos que quieras a la vez. Es capaz de monitorizar textos, fotos y vídeos, así como más de 30 plataformas y aplicaciones de redes sociales. También cuenta con filtrado de webs y aplicaciones, gestión de tiempo de uso de los dispositivos, seguimiento de la ubicación e informes de actividad.

Bark fomenta la confianza y la privacidad antes que el espionaje, y por eso muchas de sus herramientas no son tan funcionales como las que ofrecen otros productos: solo puedes ver el contenido que sea relevante para un problema potencial, no puedes establecer límites estrictos sobre cuánto tiempo pueden usar tus hijos aplicaciones concretas, no puedes ver la ubicación de tu hijo sin solicitarlo, y deshabilitar algunas de sus funciones es bastante fácil. No obstante, una aplicación de control parental como esta sería ideal para niños mayores que no tengas que vigilar tan de cerca. Bark te permite supervisar los casos más graves de comportamientos preocupantes sin hacer que tu hijo sienta que no tiene privacidad.

Bark ofrece planes y mensuales que cuestan a partir de 5,00 US$ / mes. Todos los planes incluyen una prueba gratis de 7 días, pero no ofrecen garantía de reembolso.

Descarga Bark ahora

¿Se puede eludir la protección de Bark?

Sí, muchas de las funciones de Bark se pueden eludir.

La VPN que se encarga del filtrado web y las aplicaciones y la gestión del tiempo de uso de los dispositivos se puede desactivar fácilmente en la configuración del dispositivo Android. Esto le permite a tu hijo acceder a webs y usar aplicaciones libremente. Bark enviará una alerta a tu panel de control en caso de que eso suceda, pero no podrá evitar que tu hijo deshabilite la VPN.

Durante mis pruebas, también pude usar el navegador Brave para evitar que Bark supervisara mi historial de navegación. Bark nunca me alertó de que Brave había sido instalado, y tampoco me notificaron cuando visité webs que deberían haber activado alertas. Si buscas una aplicación de control parental que pueda bloquear y supervisar el navegador Brave, te recomiendo Net Nanny.

¿Puede mi hijo eliminar la aplicación de Bark?

Sí, es bastante fácil desinstalar la aplicación Bark for Kids.

Bark no me impidió de ninguna manera desinstalar la aplicación del dispositivo Android de mi hijo. Al hacerlo, se deshabilitó el filtrado de webs y aplicaciones de Bark, la gestión del tiempo de uso de los dispositivos y la supervisión de mensajes de texto, fotos y vídeos, pero Bark siguió monitorizando la actividad en las cuentas que había conectado a través del panel.

Bark tardó casi una hora en alertarme de que la aplicación había sido eliminada, lo cual le daría a cualquier niño mucho tiempo para meterse en problemas en caso de que haya borrado deliberadamente la aplicación para eludir el control parental.

Recomiendo usar una aplicación de control parental que ofrezca protección contra desinstalaciones, como Qustodio o Net Nanny.

¿Qué monitoriza Bark?

Bark supervisa textos, fotos y vídeos en el dispositivo de tu hijo, así como su actividad en más de 30 aplicaciones y plataformas de redes sociales. Monitoriza la actividad de tu hijo a nivel de cuenta y te alertará de posibles problemas, independientemente del dispositivo que esté usando tu hijo e incluso sin instalar la aplicación.

¿Puede Bark rastrear la ubicación de mi hijo?

Bark permite a los padres solicitarles un aviso de ubicación a sus hijos, que luego requiere que el niño abra la aplicación y responda. También puedes crear una lista de direcciones y recibir una alerta cada vez que tu hijo llegue o salga de uno de estos lugares.

El seguimiento de la ubicación de Bark no te permite ver la localización de tu hijo en tiempo real, a diferencia de productos como Qustodio y Net Nanny.

¿Qué dispositivos puede monitorizar Bark?

Bark ofrece aplicaciones de monitorización para Android, iOS y Chromebook. La monitorización de dispositivos iOS funciona de manera un poco diferente y requiere algunos pasos adicionales, pero Bark te ofrece guías paso a paso para ayudarte a empezar.

¿Bark ralentizará el dispositivo de mi hijo?

Cualquier aplicación de control parental o monitorización puede ralentizar un poco tu dispositivo, pero nunca debe ser algo significativo. Durante mis pruebas, nunca noté que Bark ralentizase mi ordenador o los dispositivos de mi hijo.

Bark Productos y precios

Bark Jr. monthly
5,00 US$ / mes
Bark Jr.
49,00 US$ / año
Prueba gratuita
Bark Premium
99,00 US$ / año
Prueba gratuita
Conclusión

Bark ofrece funciones de control parental estándares en el mercado, aplicaciones fáciles de usar, un buen servicio al cliente y te permite conectar todos los dispositivos que quieras a la vez (cosa que no muchos productos ofrecen). Destaca por su capacidad de monitorizar más de 30 plataformas de redes sociales y aplicaciones a nivel de cuenta, pero muchas de sus otras herramientas, como la gestión del tiempo de uso de los dispositivos y el seguimiento de la ubicación, no son tan funcionales como las de otras aplicaciones del mercado. Diría que Bark es una excelente opción para los padres de niños mayores, porque se enfoca en supervisar problemas graves sin permitirte espiar la actividad o ubicación de tu hijo. Bark ofrece planes mensuales y anuales que cuestan a partir de 5,00 US$ / mes. Todos los planes cuentan con una prueba gratis de 7 días, pero no ofrecen garantía de reembolso.

Sobre el Autor
J. Sweeney
J. Sweeney
Internet and blockchain enthusiast

Sobre el Autor

Sweeney is an internet and blockchain enthusiast with a background in content marketing. In his free time, he can be found spending time with his children, playing and creating games, or learning obscure facts he’ll likely never put to use.

Check the top 3 alternative parental controls
Bark reseñas de usuarios

*Las opiniones de los usuarios no están verificadas

¡La confianza de nuestros usuarios es nuestra prioridad número 1! Las compañías antivirus no podrán pagar para cambiar o eliminar revisiones.
No se encontró ninguna reseña del usuario. ¡Sé el primero en opinar sobre Bark!
Escribir un comentario
Escribir comentario en Bark
0.0/ 10.0
Por favor, introduzca su dirección de correo electrónico para enviar su opinión