Preguntas más frecuentes

Con suerte, estas preguntas frecuentes responderán a sus preguntas. Pero, si no, por favor vea nuestro glosario especialmente creado de términos antivirus.

1. ¿Usar un antivirus ralentizará mi sistema?

El software requiere una cierta potencia de procesamiento para realizar sus funciones, por lo que todos los programas antivirus consumirán algunos recursos de RAM y CPU. La preocupación de que los antivirus ralentizan significativamente el sistema viene de la idea de que los ordenadores modernos sufren las mismas limitaciones que los modelos viejos y menos potentes del pasado. Nosotros comparamos frecuentemente el consumo de RAM y CPU durante nuestro proceso de prueba y podemos decir que incluso los análisis más completos apenas consumen una cantidad mínima de estos recursos. De hecho, todavía no me he encontrado con ninguna solución que cause un impacto notable en el rendimiento.

2. ¿Cuáles son las principales amenazas de las que me tengo que proteger?

Lamentablemente, las amenazas de ciberseguridad de hoy vienen tanto del mundo digital como del físico. De hecho, parece que cada año se descubre un nuevo vector de ataque. No obstante, sigue siendo posible condensar esas amenazas en categorías y aconsejamos elegir una solución antivirus que ofrezca protección contra la mayor cantidad posible de éstas.

Las amenazas más significativas a las que se enfrentan los usuarios hoy en día son:

  • Macrovirus: Son virus comunes bassados en archivos que infectan archivos de datos. Prácticamente todos los antivirus protegen contra ellos. Si sigues usando un cliente de email de escritorio, debes saber que los archivos adjuntos son un vector de ataque importante. Elige un proveedor que proporcione análisis de archivos adjuntos, como por ejemplo Norton.
  • Virus de sector de arranque: Estos virus sofisticados infectan el firmware que se encarga de la secuencia de arranque de un ordenador, normalmente bien de la MBR/BIOS o de la infraestructura más moderna UEFI/EFI. Busca menciones de "análisis de arranque" o análisis de MBR en nuestros análisis para saber que el producto tiene este componente tan importante.
  • Malware: Esta es una categoría amplia de software malicioso escrito para infectar y dañar el sistema anfitrión. El malware incluye virus, troyanos, gusanos, adware y spyware.
  • Ransomware: Un tipo de malware avanzado que está siendo cada vez más común, el ransomware extorsiona a los usuarios para que paguen una suma de dinero para poder recuperar el control de su sistema operativo/archivos privados. El pago al delincuente suele hacerse con una criptomoneda irrastreable como Bitcoin.
  • Rootkit: Otro tipo de malware, los rootkits están diseñados para proporcionar un acceso continuo con grandes privilegios al ordenador anfitrión. También suelen ocultarse de utilidades de programas habituales, por lo que requieren un programa especial para ser identificados y puestos en cuarentena.

También existen keyloggers operados en remoto, ataques de ingeniería social como ataques man-in-the-middle (hombre-en-medio) o estafas simples de phishing - pero las citadas arriba son las amenazas que principalmente afectan a los usuarios de ordenadores de hoy.

3. ¿Es suficiente un antivirus? ¿Qué otros tipos de protección podría necesitar?

Responderemos a esta pregunta con un rotundo "no". Dada la lista parcial de amenazas de ciberseguridad que mostramos arriba, no hay duda de que los usuarios modernos necesitan programas de ciberseguridad sofisticados que ofrezcan protección en múltiples niveles.

En particular, recomendamos:

  • Un programa con un potente componente antivirus. Elige un programa que haya sido probado y esté certificado por un laboratorio de análisis de virus independiente. Aunque hemos analizado muchos proveedores menos conocidos que ofrecen una protección excepcional, es difícil equivocarse eligiendo nombres conocidos como Norton o AVG — los cuales obtienen frecuentemente la máxima puntuación en estos tests.
  • Un producto que incluya prestaciones de seguridad en Internet. Estas suelen incluir herramientas como navegadores seguros que evitan el acceso a conocidas URLs de phishing, VPNs que cifran el tráfico cuando se navega desde conexiones no aseguradas o file shredders (trituradoras de archivos) que se aseguran de que las carpetas eliminadas realmente han sido eliminadas del sistema de archivos.
  • Algún tipo de herramienta de gestión de cortafuegos. Windows tiene una herramienta integrada para ello, pero es aconsejable tener alguna protección adicional como filtrado de cortafuegos de dos puntos.

De hecho, mientras más niveles de protección tenga tu solución, mejor. También recomendamos elegir una solución que tenga bloqueo de keyloggers, gestor de contraseñas, protección de webcam/micrófono y filtros de control parental.

4. ¿Existe realmente diferencia entre un proveedor u otro? ¿No son todos los antivirus básicamente iguales?

No; existen grandes diferencias entre los títulos del mercado (¡lo cual es el motivo de que a nuestro equipo le guste tanto analizarlos!).

Por ejemplo:

  • Plataformas soportadas: Muchos antivirus protegen una cierta cantidad de dispositivos por cada licencia. Si ese es el caso, te interesará asegurarte de que el producto soporte todas las plataformas que utilizas. Has encontrado un buen antivirus con una gran applicación para Android, pero ¿ofrece también un programa para el iPad de tu hijo?
  • Prestaciones: Algunos productos ofrecen un análisis de virus excelente pero poco más, mientras que otros ofrecen una gran variedad de herramientas de seguridad en Internet.
  • Mercado y caso de uso objetivo: Algunos productos están dirigidos específicamente al mercado de las grandes empresas y están diseñados para ser administrados centralizadamente por un equipo informático. Otros están orientados a familias y ofrecen ofertas competitivas para varios dispositivos. Algunos incluso están diseñados específicamente para proteger dispositivos del Internet de las Cosas (IoT).

5. ¿Puedo usar múltiples antivirus?

Aunque en algunos casos se puede instalar un segundo antivirus sobre uno ya existente sin que ocurra ningún error en el sistema, la mayor parte de las veces no será así; un programa de pedirá que desinstales el otro. Tener dos antivirus simultáneamente crea un uso excesivo de recursos del sistema y conlleva el riesgo de que uno vea como amenazas el proceso de análisis, las áreas de cuarentena y demás componentes del otro.

La excepción a esta regla sería ejecutar dos productos de ciberseguridad que analicen diferentes tipos de amenazas (por ejemplo, uno que analice en busca de virus y el otro en busca de rootkits).

Esta es otra razón por la que recomendamos elegir un único producto que proporcione protección contra tantos componentes como sea posible.

6. Acabo de instalar Ubuntu, un tipo de Linux. ¿Existen antivirus para este sistema operativo?

¡Bienvenido/a al emocionante mundo de Linux! Por suerte, los días de intentar usar una terminal para configurar un análisis de ClamAV ya quedaron atrás. En la actualidad, los usuarios de Linux tienen una buena selección de antivirus para elegir (aunque cabe decir que sigue siendo mucho más limitada que en el caso de Winows y MacOS), y Ubuntu es el sistema operativo Linux más soportado del mercado.

Te recomendamos echar un vistazo a nuestra guía sobre siete antivirus para Linux totalmente gratuitos—la cual incluye algunos nombres conocidos como Comodo y Sophos. Si te gusta la command line, ClamAV es una buena herramienta para empezar, y muchas herramientas de pago para el consumidor y empresas también soportan variantes de Linux.

7. ¿Siguen siendo los virus una amenaza significativa?

Sí. Aunque es justo decir que los virus son una amenaza menor que lo que solían ser, esto se debe a la seguridad de los sistemas operativos y a los grandes avances en la capacidad de detección de amenazas de los programas antivirus.

En particular, las herramientas basadas en aprendizaje máquina, incluyendo algoritmos de detección basados en comportamiento y heurísticos, han hecho posible que estos programas identifiquen y protejan frente a amenazas que ni siquiera han sido identificadas aún (los llamados ataques "zero-days"). Además, en los últimos años ha aumentado tanto la cantidad como la sofisticación de los vectores de ataque que amenazan a los usuarios hasta incluir virus de firmware que tienen como objetivo incluso sistemas avanzados. Esto ahora incluye ordenadores no operados por humanos (como dispositivos de IoT) que podrían ser explotados como puntos de entrada a redes locales.

Por este motivo recomendamos que todos los ordenadores - ya sean de escritorio o móviles - tengan algún tipo de protección.

8. ¿Quién crea los virus?

Los virus de ordenador pueden ser el trabajo de muchos actores, desde hackers particulares a gobiernos (siendo el mejor ejemplo el gusano Stuxnet que tenía como objetivo una central nuclear iraní). Las motivaciones van desde conseguir un beneficio económico hasta activismo político.

9. ¿Puedo arreglármelas sin un antivirus?

A pesar de lo que puedas haber oído, todos los sistemas operativos principales - incluyendo Linux y Android (el cual es una versión de Linux optimizada para móviles) - son susceptibles a virus.  Además, aunque Windows incluye una herramienta integrada que realiza análisis básicos y gestión de cortafuegos, los usuarios deberían instalar una solución dedicada.

La mayoría de los antivirus son programas polifacéticos que proporcionan protección contra una gran variedad de amenazas de seguridad - y tienen una inteligente automatización avanzada (como conectar una VPN cuando se accede a una web de banca online) diseñada para mantener a sus usuarios protegidos. Algunos navegadores incluyen protección contra phishing, pero en la mayoría de los casos no está a la altura del software ofrecido por profesionales.

Usa un antivirus - es una pequeña inversión en privacidad y en la salud de tu ordenador.

10. Necesito un software antivirus para toda mi oficina, más de 100 empleados. ¿Necesito comprar las licencias una por una?

Los antivirus para grandes empresas están diseñados específicamente para despliegues a gran escala y suelen tener funciones típicas de administrador, como gestores de actualizaciones basados en scripts y herramientas de provisionamiento en masa. Muchas herramientas excelentes están diseñadas específicamente para este fin.

Para más información, no dudes en contactar con nosotros.